Durante la realización de un tratamiento, muchas veces no solo basta con la tranquilidad que nos brinda nuestro odontólogo, por lo que contamos con la posibilidad de realizar la atención bajo sedación consciente o anestesia general. Procedimiento realizado en pabellón en conjunto con médico anestesista a cargo del proceso.

La sedación consciente se utiliza en los siguientes pacientes odontológicos:

  • Niños pequeños que no toleran la atención dental o que requieren procedimientos complejos.
  • Pacientes con fobia a la atención dental, es decir temor exagerado y no controlable relacionado con dicha atención.
  • Pacientes discapacitados por ciertas enfermedades, fundamentalmente del área psiquiátrica y neurológica.
  • Pacientes portadores de una patología médica susceptible de descompensación que requieren de vigilancia durante la realización del tratamiento.